Los Desastres Plasmados

Por Valeria León

Enrique Metinides es el nombre del fotógrafo mexicano conocido como El fotógrafo del desastre. Metinides se ha dado a conocer por las fotografías tomadas a lo largo de su carrera, que ahora ya suman cerca de 50 años de carrera, las fotografías del artista en su momento fueron tomadas para el periódico La Prensa, donde él trabajaba.  Ahora estas fotografías forman parte de exposiciones en algunos países de Europa como España e Inglaterra. eEn su momento estas fotografías, que retratan hechos trágicos sucedidos en la Ciudad de México, fueron catalogadas como amarillistas y morbosas. Sin embargo hoy tienen un toque diferente, al menos por otros países, que encuentran el toque artístico en ellas. A través de este reportaje se buscará acercar al lector a conocer al artista, así como su trabajo y el contexto en el que se ha desarrollado.

Muchos reportajes acerca de sus fotografías y de su biografía aparecen en distintos periódicos, desde hace algunos años, en El Universal fue publicado el pasado 19 de mayo un reportaje acerca del fotógrafo, en el que nos cuenta datos de su vida.

Nacido en el año de 1934, el fotógrafo mexicano Enrique Metinides comenzó con esta pasión a partir de una cámara que le regaló su padre. A los once años publicó su primera fotografía y a los doce años obtuvo su primera plana en el periódico la Prensa. Son datos descritos en este reportaje.

Son los antecedentes de su ingreso al fotoperiodismo. El País, periódico principalmente en España habla a cerca de los temas y las imágenes que aparecen en sus fotografías. Menciona a personas asesinadas, robos, suicidios, víctimas que accidentes de tránsito, electrocutados, automóviles chocados han sido los principales temas en sus fotografías. Siempre captando e impactando con la nota roja en el Distrito Federal, con una trayectoria de cincuenta años.

gb foto

Como podemos ver en las fotografías de Metinides, se aprecia la forma en que observó la cara de la verdad, gente que mataba a gente, el odio y maldad del ser humano, accidentes aéreos, incendios, catástrofes con más de cien muertos fueron tragedias que le tocaron observar y vivir a Metinides.

En una entrevista hecha al fotógrafo del desastre, revela sus inicios e influencias en las fotografías que han impactado a tanta gente. Metinides comenta que sus primeras influencias fueron de películas de asesinatos y violencia como Al capone, fueron una influencia importante durante su niñez. Metinides recuerda que empezó a fotografiar simulando la violencia que veía en estas cintas, retrataba los casos policiacos como si fueran una película.

Todo comenzó con fotografías de autos chocados, descubrió un gusto especial en retratarlos. Después fue invitado a la Quinta Delegación de Policía, en donde se dedicaba a tomar fotografías de casos que sucedían ahí. El periodista Antonio Velázquez, reportero estrella de La Prensa fue por quien recibió la invitación a participar en dicho periódico.

Y él asegura, en una entrevista realizada por Elizabeth Treviño para Milenio, que aunque muchos habían copiado su estilo, él fue el primero que empezó con la fotografía de un cadáver desde el piso, esto lo hacía para evitar la sangre.

Dedicado durante cincuenta años a fotografiar la nota roja, estar en contacto con terribles asesinatos y asaltos vividos desde siempre en la calles del Distrito Federal. Metinides tiene innumerables historias que a lo largo de su carrera ha presenciado.

Una de ellas, la comparte en la primera parte del video de Art Talk que aparece en la parte superior. En este relato el nos cuenta como le niegan la publicación de esta fotografía en el periódico La Prensa, dónde trabajaba.

d comercial mex

Se da un aviso a la policía en el cual se informa que han aparecido en la calle tres carros encapuchados que buscaban robar una camioneta de un banco. Se suscita una balacera en cuanto llegan los policías y los maleantes buscan ocultarse dentro de un centro comercial. En la balacera matan a tres policías adentro de la tienda con los clientes.

Enrique Metinides toma la fotografía en ese momento, donde como se puede ver hay una clienta balaceada, las cajeras escondidas atrás de las cajas y un policía disparando.

Cuando Enrique Metinides llega al periódico La Prensa, donde trabajaba con esta fotografía, el periódico no publicó esta nota por que esta tienda se anunciaba en el periódico y ahora que Metinides no trabaja en el periódico le están reconociendo sus fotografía, pero no en México sino en otras partes del mundo, afirma con nostalgia el artista.

cEn estos últimos años se ha puesto de moda su trabajo. Desde la exposición que la Photographers’ Gallery de Londres le dedicó en el año 2003 sus fotografías se han dado a conocer en todo el mundo y el reconocimiento a su trabajo ha sido inmediato. Reportajes del artista han aparecido en el New York Times varias veces.

También el certamen internacional de PhotoEspaña organizó el año pasado una exposición retrospectiva que llamó la atención de la crítica y del público. Y durante el presente año se le han dedicado numerosos artículos donde se destaca su tarea profesional y artística.


f

Metinides en la entrevista realizada por Juan Carlos Bautista en la exposición del fotógrafo en el MUCA. Nos comparte su perspectiva y experiencia de lo que significa el hacer periodismo y como esto ha cambiado a través de los años.

“El periodismo de mi época era otra cosa. Había mucha comunicación entre el reportero, el fotógrafo y los directivos. Y no había tanta vulgaridad, a la gente le gustaba y estaba atenta de lo que se publicaba. Hoy en día el reportero, el director y el fotógrafo están cada quien por su lado.”

Metinides vio crecer nuestra ciudad, la vio desparramarse y fue testigo de lo que sucedió y como está iba cambiando. Muchas cosas han tornado diferentes giros, pero lo que parece nunca cambiar es la vinculación que existe entre la prensa amarillista y sensacionalista con los intereses gubernamentales. Esto ha surgido desde el inicio del periodismo y está presente en nuestros días.

Esto se ha visto reflejado y podemos apreciarlo en uno de los reportajes del periódico La Jornada, realizado por Alberto del Castillo en el cual explica, en contexto de los años setentas, como medios como La Prensa y Alarma disponían de los tirajes más amplios y ocupaban un lugar importante en las preferencias populares, en un momento en que la televisión apenas iniciaba su posicionamiento en los llamados usos y costumbres de la “gran familia mexicana”. Uno de los fotógrafos más destacados de La Prensa fue Enrique Metinides, gran maestro del género del reportaje policiaco en México en el siglo XX, cuya obra forma parte del paisaje cotidiano de grandes museos de arte moderno y galerías artísticas estadunidenses y europeas.

La situación de la prensa en México se ha utilizado por importantes personajes de la clase política mexicana como Mario Moya Palencia y su jefe, Luis Echeverría Álvarez, quienes utilizaban la columna Granero político para denostar a sus adversarios y poner en circulación cierta información que era leída entre líneas tanto por sus subalternos y compañeros de ruta como por sus adversarios, como ha mostrado Jacinto Rodríguez en su libro La otra guerra secreta.

 

La situación del periodismo mexicano no ha cambiado mucho, ya que esta sigue siendo tan crítica y con un retroceso en la libertad de expresión.

En número 103, la Revista Mexicana de Comunicación ahonda en el tema de la situación de la prensa y la relevancia que tiene en nuestro país, situación que resultó tan crítica en 2006 que incluso algunos organismos internacionales manifestaron su preocupación al Estado mexicano.

La Sociedad Interamericana de Prensa denunció un grave retroceso en materia de libertades informativas y lamentó la corrupción generada por el narcotráfico. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos también externó su preocupación por el aumento de violencia física contra informadores y denunció una creciente ola de intolerancia a la crítica por parte de varios gobiernos de la región, lo cual se refleja no sólo en actitudes de presión, sino además en políticas discriminatorias en la asignación publicitaria y el acceso a la información. Reporteros Sin Fronteras, por su parte, pidió al presidente electo, Felipe Calderón, otorgar prioridad al esclarecimiento de los asesinatos de periodistas en México y fortalecer las estructuras judiciales.

Perspectivas del trabajo de Metinides.

Las situaciones y diferentes contextos vividos en nuestro país, se encontrarán reflejados en la manera y desarrollo de la prensa, la forma en que se hace el periodismo, se informa a la población y los intereses de los mexicanos.

Pero también se viven y se sienten en la perspectiva de la gente al apreciar o no fotografías de momentos críticos y observar el sufrimiento plasmado en la imagen, tomada en el momento de los hechos.

La siguiente fotografía fue tomada por Enrique Metinides, en 1979, en Avenida Chapultepec, colonia Juárez (Zona Rosa). La señorita Adela Legarreta Rivas fue arrollada por un automovil Datsun y prensada contra un poste cuando cruzaba la calle luego de salir de una estética en donde le habían arreglado las uñas y el cabello.

accidente

Para lograr conocer las opiniones y reacciones de las personas con respecto al trabajo de Metinides y en particular a esta fotografía, se realizaron diferentes focus groups de personas de edades distintas, a las cuales se les pedía que observaran directamente la fotografía durante algunos minutos, después se les preguntaba acerca de las reacciones y los sentimientos que tuvieron al ver esta imagen y como fueron cambiando al verla fijamente. Se les preguntaba si les gustaba o no y por qué.

Posteriormente una breve explicación se llevaba a cabo, acerca del trabajo de Metinides, su biografía, logros, la forma de fotoperiodismo que hizo y que objetivos tenía esta. Terminando de darles el contexto de la fotografía, se les volvía a preguntar si les gustaba o no y qué es lo que más les llamaba la atención de la imagen.

Grupos Mujeres mayores de 45 años Hombres mayores de 45 años Mujeres menores de 20 años Hombres menores de 20 años
Expresiones y gestos Las expresiones y gestos de todas fueron de repugnancia los primeros minutos y después una risa nerviosa.La mayoría de ellas no podían mantener la mirada fija en la fotografía más de diez segundos. Los primeros gestos de los hombres mayores de 45 años que vieron esta imagen variaron. El 40% de ellos hizo una expresión de horror y muchos de ellos se taparon la boca.El 20 % de ellos emitieron                         una pequeña risa y comentaron “Que golpe” “Hasta a mi me dolió”  El 20 % restante, no entendió la imagen a primera vista, se tardaron algunos segundos en hilar la fotografía y posteriormente no mostraron interés. Cuando vieron la fotografía se produjo un silencio que duró cerca de 2 minutos, mientras que todas ellas observaban fijamente la fotografía.No se comentó nada entre ellas mientras estaban viendo la imagen. Sus primeras expresiones fueron de curiosidad y se dedicaron a observar todos los elementos de la fotografía. No pudieron ver la imagen durante mucho tiempo. La veía y después se distraían con otras cosas como el celular o volteaban a verse entre ellos.Algunos comentaron a cerca del coche chocado que aparece en la parte superior izquierda de la fotografía.
Reacciones y sentimientos producidos al ver la imagen. Mientras se les dio la explicación del autor de la fotografía y se les contó un poco a cerca del contexto de la fotografía, sus reacciones fueron de interés ante lo que estaban escuchando y repentinamente volvían su vista hacia la imagen y se le quedaban viendo fijamente. Los primeros comentarios a cerca de la fotografía presentada, estuvieron relacionados con el físico de la mujer atropellada. Les pareció una mujer atractiva conforme a lo que dijeron.Después de conocer al artista y el trabajo que realizó durante 50 años, variaron las opiniones. Algunos opinaron que era una forma interesante y funcional de informar a la población, sin embargo otros opinaron que era total y completamente amarillismo y sensacionalismo y que finalmente la forma de informar respondía al contexto social y a lo que estaba viviendo la población. Las niñas comentaron que las primeras reacciones que tuvieron al observar la imagen, fueron de querer saber las razones por las que estaba ahí ese cuerpo, qué es lo que había pasado y por qué estaba esa mujer muerta.Una de ellas comentó que lo que le interesó de la imagen fue el contexto en el que fue tomada, en qué lugar de ciudad, en qué año y qué es lo que estaba pasando en esos momentos. Después dos de ellas coincidieron en que sus pensamientos se fueron a accidentes automovilísticos que han vivido, o les han contado. Tres de ellos coincidieron en que un sentimiento de desesperación y repulsión los inundó. Sin embargo los otros siete, que fue la mayoría comentaron que tuvieron sentimientos contrarios a ellos. Ya que ellos sintieron gusto e interés por la fotografía.
Gusto Al final, todas coincidieron en que la imagen no era de su agrado. El 60% tuvo un gusto por la imagen y el 40% opinó que la imagen no era de su agrado. Todas mostraron un gusto por la fotografía. Solamente uno de ellos opinó que no le gustó la fotografía.
Por qué Consideraban que era muy fuerte y provocó sensaciones de asco, dolor y lástima en ellas. Los que demostraron un gusto por la imagen argumentaron que en cuestión de fotoperiodismo era práctica y funcional. Mientras que los demás opinaron que no cumplía ningún objetivo. No consideraron que fuera una fotografía agresiva. El niño que no le gustó la fotografía dijo que por que la cara de la protagonista le producía repulsión. Los demás opinaron que era interesante como las personas que aparecían en la fotografía volteaban a ver a la mujer.
Atención Lo que más les llamó la atención fueron las uñas de la mujer y el pelo. La manera en que la mujer se encuentra colgada muerta en el tubo. Les llamó la atención que el hombre que aparece a la derecha inferior de la imagen tuviera el logo de la cruz roja. Antes de que escucharan la explicación les dio curiosidad el hecho de por qué alguien tomaría una fotografía así y cuando la explicación fue dada consideraron que era una buena forma de plasmar la realidad.

Las coincidencias que surgieron en los grupos de hombre y mujeres de más de 45 años en las primeras expresiones y gestos que tuvieron fueron de horror y un poco de nerviosismo, les causó repulsión. Mientras que las reacciones de los siguientes grupos de mujeres y hombres menores de 20 años fueron de interés, aunque las mujeres menores de 20 años mostraron más curiosidad y fijación en los detalles de la fotografía que los hombres.

Cuando se quiso ahondar en las causas de sus reacciones los menores de 20 años comentaron que en las películas y sobre todo en los videojuegos que acostumbran a jugar se plasma un grado de violencia mucho mayor al planteado en la fotografía de Metinides. Contrastando con las opiniones de las mujeres y hombres de 45 años que comentaron no están acostumbrados a ver situaciones parecidas, aunque están consientes de que suceden, no les gusta verlas.

Esta es la marca más representativa de la brecha y el contexto generacional que se vive. Las nuevas generaciones están marcadas por un mayor acceso a la información debido a las nuevas tecnologías. Las mujeres mayores de 45 años les interesó saber el fotógrafo y se sintieron identificadas con la forma de hacer periodismo en los años setentas, sin embargo el grupo compuesto por mujeres menores de 20 no les llamó tanto la atención el contexto, así como la biografía del autor, ellas mostraron mayor interés en el hecho de por qué alguien tomaría una fotografía así. Mientras que los hombres de esa misma edad a la mayoría les gusto la fotografía por que coincidieron en que han desarrollada un gusto especial por escenas que cortan con la realidad, es decir, situaciones que no se viven ni se ven diariamente.

A los grupos conformados por personas mayores de 45 años, la fotografía no les causó tanto curiosidad como a los grupos conformados por personas menores de 20 años, quienes agradecen la realidad en las imágenes, pero que les gustan las gráficas e imágenes manipuladas. Opinaron que la fotografía se veía vieja, es decir, no era de sus tiempos. Comentaron que les hubiera gustado ver más sangre en la imagen.

Conclusiones

Las formas de informar y manejar los hechos en los medios y sobretodo en la prensa han cambiado radicalmente. Ahora es notable como las generaciones son más visuales y aprecian las imágenes y fotografías que informan. En general no muestran tanta importancia y gusto por la lectura, ya que hay muchas más formas de informarse y estar en contacto con la realidad como videos a los que se puede accesar en Youtube, redes sociales que les permiten estar en contacto con mucha gente y estar enterados de lo que está sucediendo.

Me parece interesante y fundamental hacer un análisis de las diferencias que existen en las perspectivas de las fotografías de Metinides. Por un lado, su trabajo es considerado como morboso y amarillista. A lo que el artista opina:

“De mi obra, lo que ha llamado la atención es que no captura la sangre, sino al espectador, a lo que produce, a los sentimientos, a lo humano. Va en contra de lo sangriento, de la falta de respeto, pero aún así captura el horror, sin caer en el amarillismo, sin morbo, rescatando el arte”.

Pero por otro lado estas fotografías son consideradas arte, y son expuestas y reconocidas a nivel mundial.

Sin embargo, estas imágenes revelan los rostros de personas que sufrieron una desgracia. Rostros muertos, de preocupación, lágrimas y coraje en muchas de ellas, personas que nunca van a saber que estas fotografía con sus rostros sufriendo aparecen en una exposición en el Photographers’ Gallery de Londres, o que alguna vez aparecieron en primera plana en los periódicos de circulación nacional. Y es en este punto donde hay que decidir la importancia y relevancia que existe en el derecho de privacidad de la gente, exponer las desgracias de otras personas, que aunque se encuentren muertas, sus familiares y amigos pueden seguir sufriendo la pérdida.

Se involucran muchas cuestiones y discernimientos. Si existe un derecho de privacidad en este tema, es dolorosa la pérdida y la forma en que las personas retratadas en las fotografías de Metinides mueren. Sin embargo esta es una forma de informar, de hacer fotoperiodismo para la sociedad mexicana y de poder verlas con un corte artístico, porque finalmente Enrique Metinides es un artista en este tema y logra sus objetivos. Pero esta es tan sólo mi perspectiva…el discernimiento lo hace cada uno de ustedes tomando en cuenta por un lado el trabajo de este fotógrafo, y por el otro el impacto de las fotografías en el derecho de privacidad de cada uno de los protagonistas de estas imágenes.

3 Respuestas a “Los Desastres Plasmados

  1. Muy ilustrativa la otra forma de ver la fotografía de Don Enrique Metinides, se requiere del conocimiento de los diferentes motivos y argumentos gráficos y visuales para poder ver la otra cara de su fotografía, buen documento que presentan….

  2. Hola Valeria,

    Me intereso mucho tu estudio. Estoy escribiendo acerca de Metinides y me gustaria saber mas acerca de como lo llevats a cabo y tus intenciones en hacerlo.

    Espero que podamos estar en contacto.

    Muchos saludos cordiales,
    Alexis Salas

  3. Muy interesante y completo su articulo. Enrique Metinides ès un verdadero artista porque agarra la realidad por lo que ès, y la transforma en una operacion estetica y estatica tambièn. Que lastima que su pais no se ocurriò de su talento, para publicarlo y hacerlo conocer màs.

    Carlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s