La Crisis dentro de la crisis.

por: Eduardo Enrique López Navarrete

Pasa el tiempo y la crisis financiera estadounidense, ahora en versión extendida a nivel mundial parece no haber tocado fondo ni llegado aún a sus instantes más críticos. El New York Times en su publicación digital del día 24 de Marzo del 2009 , dmenciona por un lado las intenciones del presidente Barack Obama e sacar planes que de alguna manera ayuden a restablecer el orden económico en su país, esto partiendo desde la raíz del problema, inyectar capital a las aseguradoras, en el caso principal de A.I.G (American International Group. La A.I.G, señalada como una de las principales responsables del caos económico está en medio de una situación que según el mismo presidente Obama “está empeorando cada vez más”. Puntualizando así que es obligación de su gobierno el hecho de actuar de inmediato para proteger la economía de los ciudadanos y comenzar ya a salir del hoyo en el que está metida la economía estadounidense.

El gobierno norteamericano hay que entenderlo como todo en su conjunto, no solamente se trata de la figura de Obama, evidentemente empequeñecida aunado a la inmensidad de la crisis. La responsabilidad de ejecutar estas continúas inyecciones de capital, clausura de bancos entre otras medidas anti-crisis, corre a cargo del Congreso norteamericano (Senado y Cámara de Representantes) quienes discuten sobre si la ayuda del Estado a A.I.G y a otras hipotecarias pueda en verdad revitalizar la economía estadounidense y no se trate únicamente de una especie de espejismo para mostrar ante los medios de comunicación que en efecto se están tomando todas las medidas posibles para combatir la crisis. Hay quienes ven arriesgado los planes de rescate lanzados por el presidente Obama, y esta discusión en el Congreso estadounidense se ha extendido más de lo debido, en un momento en el que urgen las decisiones ya, aunque si, tienen que ser bien pensadas para que así su efecto sea el que se desee.

Economistas y especialistas en política señalan que “la luna de miel de Obama” se está agotando conforme su gobierno se ve incapaz de contrarrestar el punto más crítico de la crisis económica. Es en efecto un asunto complicado heredado por los mil errores de la administración Bush, que por el momento Obama no ha podido solucionar, sin embargo, así como la caída de la economía fue paulatina, parte de un proceso y no se trato de un sólo golpe que desplomó todo; el proceso de restablecimiento será similar, lento y complicado. Si las decisiones en principio parecen ser arriesgadas, al hecho de tener que recurrir a la “Reserva Federal”, tal vez tengan un efecto alentador a largo plazo, que es lo que se busca. Hay una crisis de acuerdos, de entendimientos, de intereses entre gobierno, compañías, medios y sociedad que han impedido de alguna u otra forma el avance de un proyecto a largo plazo que contrarreste el efecto de la crisis por el momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s