Cuando eres extraño nadie recuerda tu nombre: entrevista a Jim Morrison.

por Norelly Montoya Paz.

Pocos músicos han despertado tanta controversia como James Douglas Morrison, vocalista y compositor de The Doors. Nuestro primer encuentro fue en las oficinas de la banda (ubicados convenientemente cerca de varios cabarets de topless).

 Llegué puntual a la cita que acoramos una semana antes, entré a las oficinas y enseguida apareció aquel hombre a quien iba a entrevistar. Frente a mí estaba Jim Morrison vesitdo con pantalones de cuero y camisa negra. Me saludó muy cordialmente, y me invitó a dirigirnos hacia un bar cerca de allí llamado “el día”, donde realizaríamos la entrevista.

 Aquel sitio era bastante solitario, igual que los sujetos que alli se encontraban bebiendo; los tragos eran baratos. Mientras caminabamos hacia nuestra mesa obseravaba detenidamente el lugar, de pronto llegó un hombre que nos llevó a un lugar apartado en donde comenzarían las preguntas:

¿Cómo decidiste ser músico?

Creo que tenía el deseo reprimido de hacer algo pues el nacimiento del rock & roll coincidió con mi adolescencia, con mi toma de conciencia. Fue en verdad apasionante, a pesar de que en ese momento no podía, racionalmente, permitirme fantasear con hacerlo alguna vez. Pienso que durante todo ese tiempo estuve acumulando en mi subconsciente todas mis inclinaciones y las músicas que escuchaba. Entonces, cuando finalmente sucedió, mi subconsciente había preparado todo.

 No lo pensé. Sólo se dio, estaba ahí. Nunca canté. Ni se me había ocurrido. Pensaba que iba a ser escritor o sociólogo, tal vez dramaturgo. Nunca iba a conciertos; fui a uno o dos, como mucho. Ví algunas cosas por televisión, pero nunca fui parte de eso. Sin embargo, oía en mi cabeza toda una situación de recital. Con una banda, canto y público, mucho público.

 ¿Qué opinas de la música que está comenzandose a hacer? 

 He escuchado nada de lo que hoy hacen, como nosotros, música de alcance masivo… Creo que no hay mente tan poderosa como la de Bach, por ejemplo. No creo que haya actualmente alguna mente poderosa trabajando en el campo masivo. Somos todos bastante funky. Tenemos hermosas cualidades. Pero no creo que haya ningún gran genio musical trabajando en el esfera popular. Hay grandes poetas y letristas y compositores de melodías, pero no hay grandes conceptos.

 Pero ¿sabes?, muchas personas como Mozart fueron prodigios; escribieron obras brillantes a edades muy tempranas. Eso es probablemente lo que va a suceder: va a aparecer un chico brillantes y se va a hacer popular. Puedo imaginarme un artista solitario con un montón de cintas y cosas eléctricas… como una extensión del sintetizador Moog: un teclado con la riqueza y la complejidad de toda una orquesta. Hay alguien por ahí, trabajando en un sótano, inventando una forma musical completamente nueva. Nos vamos a enterar en un par de años. Pero quienquiera que sea, me gustaría que fuera realmente popular, que tocara en grandes recitales, no sólo en álbumes.

 ¿Qué intentas que ocurra en tus shows?

 Siempre intento que se pongan de pie, que se sientan libres de desplazarse a donde quieran. No es para precipitar una situación de caos. Nunca se ha ido de control, en realidad. Todo es como un juego, en realidad. Nosotros nos divertimos, los chicos se divierten, los policías se divierten. Es una especie de triángulo estrafalario. Nosotros sólo pensamos en salir a tocar buena música. A veces me extralimito y provoco a la gente un poquito, pero por lo general estamos ahí arriba tratando de hacer buena música y eso es todo. Cada vez es distinto. Hay diferentes grados de fiebre en el público que te está esperando. Así que sales al escenario y te enfrentas con ese torrente potencial de energía. Nunca sabes cómo va a salir.  Y a mí me gusta que la gente esté libre, no encadenada. (Pausa). Hace mucho tiempo que no tocamos. jim_morrison_out_on_stage2

¿Es más difícil quedar mal parado en un recital?

Si, es casi imposible, porque ya la pura excitación del encuentro, la masa de gente mezclada, generan algo semejante a la electricidad, y eso tiene que ver con la música. Es emocionante, pero no es música. Es histeria colectiva.

 ¿Alguna vez tocaste un instrumento?

Cuando era chico intenté un tiempo con el piano, pero no tenía la disciplina suficiente como para seguir. 

¿Ahora tienes ganas de tocar un instrumento?

En realidad, no. Toco las maracas. Puedo tocar unas pocas canciones en el piano. Son invenciones mías, no más, así que no es música en serio; es ruido. Puedo tocar una canción. Pero tiene sólo dos cambios, dos acordes, es bastante básica. Me gustaría mucho poder tocar la guitarra, pero no tengo las ganas suficientes como para hacerlo. (Pausa).

 ¿Cuándo comenzaste a escribir poesía?

Creo que cuando estaba en quinto o sexto grado escribí un poema llamado “The Pony Express”. Ese es el primero que recuerdo. Era una especie de balada. Sin embargo, nunca pude terminarlo bien. Siempre quise escribir; pero imaginaba que no sería bueno a menos que, de algún modo, mi mano tomara el lapicero y empezará a moverse sin que yo decidiera nada. Como escritura automática. Pero nunca sucedió. Escribí algunos poemas, por supuesto.
Por ejemplo, escribí “Horse Latitudes” cuando estaba en la secundaria. Durante la secundaria y la universidad guardaba un montón de cuadernos y después, cuando terminé, por alguna estúpida razón -un acto sabio, tal vez- los tiré todos a la basura. No se me ocurre nada que quisiera tener ahora más que esos dos o tres cuadernos perdidos. Estuve pensando en hacerme hipnotizar o tomar pentotal para tratar de acordarme, porque escribía en esos cuadernos todas las noches. Pero tal vez, si nunca los hubiera tirado, jamás habría escrito nada original, porque eran más que nada una acumulación de cosas que yo había leído o escuchado, como citas de libros. Pienso que si no me hubiera deshecho de ellos nunca habría sido libre.

 Apuesto a la poesía porque es eterna. Mientras haya gente, se podrán recordar palabras y combinaciones de palabras. Nada puede sobrevivir a un holocausto salvo la poesía y las canciones. Nadie puede recordar una novela completa. Nadie puede describir un filme, una escultura, una pintura. Pero en tanto y haya seres humanos, las canciones y la poesía pueden continuar.

 ¿Te ves dedicándote más a la escritura?

Ese es mi gran deseo. Siempre ha sido mi sueño.

¿Alguna vez pensaste escribir más que poesía?

 He pensado en escribir para la prensa underground, porque no se de ningún otro lugar en el que puedas tener una idea y verla impresa de manera casi inmediata. Me gustaría escribir una columna para periódicos underground. Contar cosas que veo. No ficción, sino crónicas. Simplemente tratar de hacer informes precisos de cosas que presencio, especialmente en Los Angeles. Supongo que tengo miedo de desperdiciar en el periodismo muchas buenas ideas. Si las mantuviera en mi cabeza durante el tiempo suficiente podrían convertirse en algo.

 ¿Quién te inició en la poesía?

Supongo que fue quienquiera que me haya enseñado a hablar. En serio. Creo que fue la primera vez que aprendí a hablar. Hasta el advenimiento del lenguaje, era tocar: comunicación no-verbal.

Alguna vez se dijo que pensabas que el rock está muerto. ¿Crees eso realmente?

El destello inicial se acabo. Lo que llaman rock, lo que se llamaba rock & roll, se volvió decadente. Y después hubo un revival del rock que comenzaron los ingleses. Fueron muy lejos. Era algo articulado. Después tomó conciencia de sí mismo, lo que creo que significa la muerte de cualquier momento. Se volvió artificioso, enredado y medio incestuoso.

 La energía había desaparecido. Ya no hay fe.
Para que cualquier generación se afirme como entidad humana consciente, creo, tiene que romper con el pasado, porque obviamente los chicos que nazcan no van a tener mucho en común con lo que nosotros sentimos. Van a crear su propio sonido particular. También influyen cosas como las guerras y los ciclos económicos. Probablemente se pueda explicar el rock & roll diciendo que fue algo que ocurrió después de terminada la guerra de Corea, y que había una depuración psíquica… Parecía existir la necesidad de una explosión subterránea, como una erupción.

 ¿Crees que vas a ser parte de eso?

Sí, pero seguramente voy a estár haciendo algo distinto para entonces. Es difícil decir. Quizá sea un ejecutivo en una gran empresa…

¿Alguna vez te has visto en serio en ese papel?

La imagen me gusta un poco. Una gran oficina. Una secretaria…

¿Cómo te ves a ti mismo? ¿Cómo poeta? ¿Cómo estrella del rock? ¿Como qué?.

No tengo mucho feedback, excepto por lo que leeo. Me gusta leer lo que escriben sobre ese tema. Sólo en esa oportunidad recibo algún tipo de evolución. Vivir en Los Ángeles no es gran cosa. Es una ciudad anónima y llevo una vida anónima. Nuestro grupo nunca alcanzó a ser el fenómeno de masas en que se convirtieron otros; jamás tuvimos adulación masiva. Así que nunca me afectó demasiado. Pienso que me veo a mí mismo como a un artista consciente que persevera día tras día, que asimila información. Me gustaría tener un teatro propio. Estoy muy interesado en eso. Igual, me sigue gustando cantar.

 ¿Cómo reaccionas frente a lo que se ha escrito sobre ti?

Por ejemplo, ¿hay algo peor que una fotografía verdaderamente mala? Una foto puede hacer que cualquiera parezca un santo, un ángel, un tonto, un demonio, un nada. Mucho es suerte y mucho es malicia. Y mucho es idolatría. Una foto mala puede perturbarte durante un largo rato. Sabes que no, no eres tú, pero alguien ha elegido mostrarte así.

Una pregunta que te han hecho innumerables veces: ¿te ves en algún puesto político?

Es que yo, mientras crecía, estuve bastante expuesto a los medios de comunicación. Siempre había diarios en casa, así que empecé a leerlos. Y me fui dando cuenta gradualmente, como por ósmosis, de su estilo, de cómo abordaban la realidad. Cuando entré en el campo de la música me interesaba asegurarme algún lugar en el mundo de la prensa, me puse a intentar algunas cosas y sabía instintivamente cómo hacerlo. Buscan frases y citas con algún atractivo que puedan usar para los epígrafes, algo en que basar una nota para que tenga respuesta inmediata. Es la clase de frase que significa algo, pero que es imposible de explicar. Si trato de explicar qué significa para mí, perdería toda su fuerza.

 Manipulación de medios deliberada ¿correcto? ¿Crees que es bastante fácil manipular los medios?

No sé si es fácil, porque se te pueden volver en contra. Sé que todo lo que uno retiene de un artículo son unas pocas frases clave.

 Creo que es más difícil manipular la televisión y el cine, que la prensa. La prensa fue fácil para mí, en cierto sentido, porque tengo inclinación por la escritura y entiendo tanto la escritura como la mente de los escritores; trabajamos con el mismo medio, la palabra impresa. Así que eso ha sido bastante sencillo. La televisión y el cine son bastante más difíciles y todavía estoy aprendiendo. Cada vez que vuelvo a la televisión estoy un poco más relajado y soy un poco más capaz de comunicarme abiertamente y controlarlo. Es un proceso interesante.

 ¿Esto explica tu fascinación por el cine?

Me interesa el cine porque para mí es el arte que más se aproxima al flujo de conciencia real, tanto de la vida onírica como de la percepción del mundo de todos los días.jim-morrison_1968

Dime ¿hay alguna canción en donde incluyas a tu familia?

No quiero hablar de eso. No quiero involucrar a nadie a menos que ellos lo deseen.

En tus primeras biografías se dice que tus padres están muertos. Pero tu familia está viva ¿Por qué inventaron esa historia?

 No quería meterlos en esto. Es bastante fácil averiguar datos personales, si realmente quieres hacerlo. Cuando nacemos a todos nos toman las huellas de los pies, etcétera. Supongo que dije que mis padres estaban muertos como una especie de chiste. Tengo un hermano, también, pero hace como un año que no lo veo. No veo a nadie de mi familia. Esto es lo máximo que he contado de ellos.

¿Qué quieres decir con que a veces te extralimitas, con que provocas a la gente un poco?

Sólo digamos que esta probando los límites de la realidad. Me daba curiosidad ver qué pasaría. Esto era todo: pura curiosidad.

¿Qué hiciste para probar los límites?

Empujé la situación hasta donde daba.

¿Y sin embargo las cosas nunca se fueren de control?

Nunca.

¿A crees que se deba que hay una serie de ciudades donde te arrestaron por obscenidad?

En la mayoría de los casos uno se mete en problemas únicamente cuando… Digamos que alguien va caminando por una calle transitada y sin ningún motivo se saca toda la ropa y sigue andando. Se pueden hacer cosas, siempre y cuando estén en sintonía con el universo, con la naturaleza, con la sociedad, lo que sea. Si está en sintonía, si funciona, se puede hacer cualquier cosa. Si por alguna razón estás en una onda distinta de la que tienen los que están a tu alrededor, vas a joder la sensibilidad de todo el mundo. Y, entonces, o se van a alejar o te van a encerrar por eso. Así que todo es cuestión, para ellos, de ir demasiado lejos, o que todo el mundo esté en un viaje distinto esa noche, y entonces nada cuaja. Si las cosas conectan y encajan, hasta se puede zafar de un asesinato.suvida21

¿Qué opinas de las autoridades?

La única razón por la que en una ciudad hay policía, autoridades, es para mantener el orden, para mantener el status quo: es decir, asegurar su posición de poder, dejando que la gente haga lo que quiera, siempre y cuando no genere caos. Estoy seguro de que a las autoridades no les importaría qué pasa acá o allá si la gente misma no empezará a confundirse. Diría que en esos casos lo que sucede es sólo que las autoridades perciben que se ha producido una ruptura del orden existente.

Hay una cita que te atribuyen y que aparece publicada bastante seguido. Dice así: “Me interesa cualquier cosa que tenga que ver con las revueltas, el desorden, el caos…

  …si, especialmente las actividades que parecen no tener sentido.

Hay algunas palabras que son recurrentes en tu diálogo. Una es “ritual” ¿Qué significa para ti?

Es como la escultura humana. En algún sentido es como el arte, porque le da forma a la energía, y de algún modo es una costumbre o una repetición, un espectáculo histórico o un plan periódicamente recurrente, que tiene un significado. Lo abarca todo. Es como un juego.¿

¿Qué opines de la política?

Para mí, la política no es más que la búsqueda del poder privado por parte de determinados individuos. Pueden disfrazarlo con cualquier ideología, ponerlo en los términos de las tonterias románticas o filosóficas que quieran, pero en esencia es una búsqueda privada del poder. Creo que tu religión, tu política, tu filosofía, no son tanto lo que fumas, tomas, usas… Ni tu pelo, tu cara, o lo que has hecho. Tu religión o tu política es aquello a lo que le dedicas más tiempo. Nada más, nada menos. Es una explosión de logros. No creo que importe si eres comunista, anarquista, capitalista. Eso no importa.

Mencionaste la religion, ¿qué opnias de ésta?

La religión es como la filosofía, es a lo que le dedicas la mayor parte de tu tiempo. Podría ser una mujer. Podría ser una droga. Podría ser el alcohol. Podría ser el dinero o la literatura. Creo que la religión es en lo que piensas y para lo que te esfuerzas más. Yo estoy medio atrapado en el juego del arte y la literatura. Como te dije, mis héroes son artistas y escritores.

¿Qué opinas de los periodistas?

Yo podría ser un periodista. Creo que las entrevistas son la nueva forma del arte. Creo que la autoentrevista es la esencia de la creatividad. Hacerte preguntas a ti mismo y tratar de encontrar respuestas. Lo que hace un escritor es contestar una serie de preguntas que no han sido pronunciadas.

Dos veces dijiste que habías logrado manipular a la prensa ¿Qué tan manipulada fue esta entrevista?

Nunca se puede soslayar que lo que dices quizá llegue a ser publicado algún día, así es que eso están dando vueltas en la cabeza. Traté de olvidarme.

¿Hay algún otro tema del que quisieras hablar?

¿Qué tal… te gustaría hablar del alcohol? Sólo un diálogo breve. No una larga crítica. ¿Del alcohol como opuesto a las drogas?

OK. Parte de la mitología te considera un fuerte bebedor.

En un plano muy básico. Me encanta beber. Pero no puedo soportar tomar sólo leche o agua o Coca-Cola. Lo arruina, para mí. Tienes que tomar vino o cerveza para completar una comida. (Larga pausa).

¿Eso es todo lo que quieres decir? (Risas)

Emborracharse…. Tienes el control hasta un punto. Es tu elección, cada vez que tomas un sorbito. Tienes un montón de pequeñas elecciones. Es como …Supongo que es la diferencia entre el suicidio y una capitulación lenta…

¿Qué significa eso?

Que sé yo. man. Vayamos al lado a tomar algo.

About these ads

Una respuesta a “Cuando eres extraño nadie recuerda tu nombre: entrevista a Jim Morrison.

  1. Excelente Blog! Felicidades por tu proyecto! Te invito a darte una vuelta por el mío, creo que te puede interesar por las cosas que posteas ya que manejo reseñas a detalle de discos, sin dejar de lado por supuesto a Los Doors.

    Mi blog, lo puedes encontrar en:
    La Caverna

    y las entradas que subí sobre los Doors están en:

    http://lacavernadecorvan.blogspot.com/search/label/Doors

    Saludos!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s