Javier Aguirre: “La profesión del director técnico es algo ingrata”

por Eduardo Enrique López Navarrete

La mañana había llegado a la capital española, la Gran Vía se encontraba pletórica producto del típico tráfico de la mañana del Lunes. El clima es frío y el entorno gris, gracias al crudo invierno español que asota con sus 10 grados bajo cero de temperatura, a toda la madre patria de costa a costa. Queda aún nieve en la calle, y la gente apurada y abrigada a más no poder, transita por las calles de Madrid hacia su trabajo, hacia su nueva semana. Las inmediaciones del estadio Vicente Calderón ubicado al norte de la capital hispana lucen de momento desolados, helados, desérticos. Los kioskos cerrados permanecen, la taquilla luce orgullosa un escudo desgastado del equipo colchonero, a la par que uno de los últimos cuidadores del campo de juego cierra la última puerta abierta del estadio que habría de descansar del ajetreo semanal. javier_aguirre2.El invierno ha traído cierta calma a la comunidad madrileña, una comunidad dueña de un ferviente cariño y una grandiosa pasión por el deporte mundial, que tiene en equipos como al Atlético de Madrid y a su eterno vecino archirrival, el Real Madrid, como los dos principales protagonistas de la pasión desenfrenada capitalina que semana a semana paraliza en su totalidad a la inmensa capital.

Desde alguna puerta que se abre hacia lo lejos, aparece Enrique Cerezo, el presidente de la institución rojiblanca, y seguido de él su séquito de socios y más fieles colaboradores. Y hasta al final, un tranquilo Javier Aguirre quien con una libreta en sus manos, y un semblante apacible conversaba con uno de las personalidades más cercanas al presidente Cerezo. Se despidió de sus jefes, y se encaminó hacia mi presencia. Es tal cual lo describen, sencillo, caballeroso, abierto, amigable, sincero y honesto, tal vez en demasía. Posee todas las cualidades que una buena persona habría de tener, y por encima de todo, se sabe de sus dotes envidiables de estratega futbolístico.

Ha permanecido durante dos años y medio como entrenador del legendario equipo madrileño, al cual ha sacado de una crisis de la cual estuvo inmerso cerca de diez años. Lo hizo regresar al lugar que le pertenece dentro de la élite del fútbol europeo y al que ha hecho un equipo protagonista, competidor y respetado. Ha pasado por momentos de seria dificultad, sobre todo gracias al bajo nivel de juego y compromiso mostrado por sus jugadores en reiteradas ocasiones, sin embargo ha sabido responder a la hora de la verdad en la misma cantidad de veces. Sus éxitos con la escuadra “colchonera” le han llevado ser llamado el mejor entrenador del “Aleti”, en los últimos diez años.

Septiembre fue un mes complicado, el equipo no ganaba y Aguirre se vislumbraba ya fuera del equipo gracias a una tremenda presión de la prensa y de una parte de la exigente afición del Atlético. Sin embargo ha sabido enderezar el camino en el momento crucial, ha clasificado invicto al equipo a la siguiente ronda de la Liga de Campeones en Europa, y justo al momento del paro invernal en la liga española, permaneció en el tercer lugar general, sólo debajo del Barcelona y del Sevilla. Hoy, Aguirre prepara las maletas para viajar con su familia tras el fin de su exitosa etapa al frente del Atlético de Madrid. Las circunstancias de su cese son aún polémicas y escabrosas, prueba de ellos es el evidente extrañamiento que sus jugadores externaron ante el despido anunciado del entrenador mexicano. Sin embargo él más que nadie sabe que la vida sigue, y que de los errores tanto como de los éxitos, se debe de aprender para afrontar el futuro con mayor seguridad y experiencia.

La tarea no es complicada, pues Aguirre parece ser una persona que soltará cualquier declaración sea cual sea, siempre con respeto y sabiendo fundamentar su respuesta de una manera adecuada e inteligente. La tarea consiste en aprender sobre el mejor director técnico mexicano de los últimos tiempos, el explorar cuales han sido sus virtudes que lo han llevado a triunfar en el extranjero, y como es capaz de sobrellevar una carga de trabajo y presión semejante a la de los grandes estrategas y comparable con las de los grandes equipos del mundo. Es aventurarse a conocer a un ser humano el cual hay que conocer antes que criticar, del cual hay que ponderar su trabajo y sus ganas acérrimas de trascender. Del cual hay que aprender para evitar caer en los mismos errores, y sobre todo; del cual hay que disfrutar cada palabra que emana de su boca, pues cada una delata un contenido gigantesco de experiencia, goce, disfrute, satisfacción, ambición, y amor por la vida.

Hemos entrado a su automóvil y hemos partido rumbo a su casa. Durante el trayecto que no fue tan largo, no dejó de hablar un sólo segundo. Me iba contando chistes y anecdotas utilizando en casi todas una que otra mentada de madre. Intentaba hacerme ver que estaba contento a pesar de la situación que enfrentaba. Y entre risa y risa, chiste y chiste venía una reflexión profunda sobre la vida y los obstáculos de ella, también me hacía ver que no todo estaba bien. Tras el viaje en el cual tuvimos la suerte de no lidiar con mucho tráfico, hemos llegado a su casa en donde su familia nos recibe de la misma manera en la que lo hizo él cuando recién lo conocimos en las afueras del estadio. Sencillos y extremadamente amables. Nos hemos ya encaminado a la sala en donde Javier se deshace de todos sus atuendos invernales que lo cubren del gélido frío madrileño, ingiere un sorbo de la taza de café que ha traído su esposa para él y para mi, y enseguida se sienta, me voltea a ver sonriente y tranquilo, ligeramente pensativo, y espera en silencio solamente mi primer pregunta:

Reportero: Primero lo primero Javier, ¿Cómo estás?
Javier Aguirre: “Bien bien, tranquilo, fuerte, triste y contento a la vez, triste por que se ha acabado una etapa en mi vida la cual disfruté mucho pero hay momentos en los que las cosas son funcionan y es mejor dar un paso al costado por el bien de todos, y contento por que me siento satisfecho con mi trabajo, aunque sé que pude haber hecho mucho más”.

R: ¿Tienes algún tipo de rencor en contra de alguien en este momento?
JA: “ No no, para nada, yo soy parte fundamental del problema de resultados, Es mi responsabilidad, si yo soy un problema, si es un punto de inflexión para el equipo, para que vaya hacia arriba, hay que pensar en el futuro del equipo. Sé que la noticia no es buena ni bonita para mí, pero hemos llegado a un buen acuerdo”

R: Abel Resino es tu sustituto ¿Qué deseos tienes para él?
JA: “Conozco a Abel y tendrá fuerza y capacidad para llevar al equipo a dónde se merece. Le deseo la mejor de las suertes”.

R: ¿Hubieses querido seguir en el equipo, o ya estabas pensando en abandonarlo por tu propia cuenta debido a problemas internos?
JA: “No para nada, a mi me hubiese encantado seguir, pues teníamos el compromiso de seguir vivos en la Champions y en la liga aún tenemos chances. Todo eso que mencionan que hubo problemas de vestuario es completamente falso, simplemente esto fue una falta de resultados, y por encima de todo está el club, y por eso es pertinente dar un paso al costado si la directiva es la que lo pide, todo sea por bien del club mismo. Los técnicos estamos adaptados a este tipo de situaciones laborales. Los hay que tienen contratos largos, pero eso no les garantiza nada y los que tenemos vínculos anuales sabemos que la revisión es cada doce meses y en función a los resultados. Pero al final se trató de un acuerdo de caballeros y todo quedó bien”.

R: Bien con Enrique Cerezo, ¿pero con el resto de la directiva, y con los jugadores?
JA: “ He quedado bien con todos. Somos personas adultas y es lo menos traumático. Estoy agradecido por la confianza que me han dado y lo que me han apoyado. Sólo tengo palabras de agradecimiento para el club y para la afición aunque está claro que no es bueno ni bonito que te digan que ya no piensan en ti”

20050317dasdasftb_5_i_lco
R: Siempre fue algo extraña esta relación que tenías con la afición pues mientras muchos llevan exigiendo tu salida mucho tiempo, otros anhelaban con que te quedaras hasta el final de la temporada. Eras odiado y amado a la vez:
JA: “Eso es normal cuando uno es entrenador, y sobre todo cuando se trata de un equipo tan importante como es el Atlético. Tienes atrás a miles y miles de técnicos también y tienes que aprender a lidiar con toda esa presión. Sean buenas o sean malas las críticas, todas te motivan. Quienes critican para bien o para mal lo hacen por amor y confianza a su equipo porque quieren que mejore, se preocupan por él, y eso para mi siempre ha sido una gran motivación”.

R: Una pregunta que se hacen muchos ¿Y ahora que sigue en la vida de Javier Aguirre?:
JA: “Irme de vacaciones con mi familia, estar más con ellos pues siento que los he descuidado bastante en los últimos meses, y por supuesto que espero volver a dirigir, a eso me dedico y es lo que más me gusta hacer”.

R: Esa era la siguiente pregunta; ¿Dónde te gustaría dirigir ahora?, ¿Hacia donde apunta tu futuro?
JA: “Me gustaría mucho trabajar en Inglaterra, ya que ya cumplí el propósito de estar en la liga española, me gustaría tener un cambio sustancial de aires”.

R: ¿Por qué Inglaterra?
JA: “Por que quisiera comenzar ya una etapa final dentro de mi carrera, y siempre el futbol inglés ha sido de mi agrado. Esto por la manera como se vive el futbol, por la manera como se respeta al técnico, por la manera del futbol en estado puro, once contra once, rojos contra azules. Son los que lo inventaron, no son los que mejor lo practiquen pero podríamos discutirlo, pero son los que mejor lo llevan, lo entienden. Los equipos, o casi todos, tienen unas instalaciones de primera. Es un trabajo, en la mañana desayunan ahí, como tienen horarios distintos a los nuestros, tienen doble sesión de entrenamiento en el día, no entra la prensa nunca y eso hace que haya una mejor relación con ella.”

R: ¿Y es esa la manera en la que te gusta trabajar?
JA: “Así es tal cual, no digo que no hubiera tenido esa oportunidad en el Atlético de Madrid, no le estoy achacando nada el club, pero si me gustaría tener estas facilidades, sobre todo el tener mejor relación con la prensa”.

R: ¿Y tu destino no apunta a México?. Digamos, ¿La selección mexicana?
JA: “No, por el momento no, porque no es muy ético estar tras la chamba de un compañero de trabajo. Estoy seguro de que Eriksson podrá salir de esta situación tan complicada por que no me cabe duda de que es un extraordinario entrenador con la capacidad suficiente como para revertir esta situación negativa. En estos momentos no tengo mejor respuesta más que animar y apoyar como cualquier otro mexicano más al técnico nacional.”

R: Mucha gente te pone como el sucesor seguro de Sven, por que en México han seguido tu trayectoria en Europa y están convencidos de que eres la solución:
JA: “(Risas) Agradezco el apoyo de la afición mexicana pero siento que no es el momento de regresar”.

R: ¿Eso significa que regresarás algún día a dirigir a la selección mexicana?
JA: “Claro, cuando se dé la oportunidad adecuada y las circunstancias, ni lo pensaría. Por supuesto que me encantaría regresar a dirigir a la selección. Es lo máximo a lo que aspira cualquier entrenador de cualquier país y es todo un orgullo ser tomado en cuenta para este puesto. A parte siento que tengo una asignatura pendiente con la selección y con la afición y deseo tener mi revancha”.

R: Refiriéndote al partido contra Estados Unidos en el Mundial de Corea-Japón:
JA: “Si por que siento que la responsabilidad de la eliminación fue mía. Me equivoqué en un par de cambios, me equivoqué en la forma de plantear el partido y por eso espero volver a tener la oportunidad de dirigir a la selección algún día, pero tengo el presentimiento de que ahora no es el momento más adecuado e idóneo, porque la selección se encuentra en otro proceso”.

R: ¿Tu familia como se encuentra en este momento?
JA: “Mi familia está como yo, con sentimientos encontrados, algo sorprendida, pero muy unidos como siempre”.

R: ¿Qué opinas de las destituciones de Manuel Lapuente, Luis Fernando Tena y otros tantos entrenadores en las 7 fechas que lleva el torneo mexicano?.
JA: “Me parece increíble y algo normal, pero no debería de ser así. Desafortunadamente en México no hay paciencia para con los entrenadores, uno pierde dos o tres partidos y ya está fuera sin importar si el trabajo hecho anteriormente fue bueno o malo. Los dirigentes suelen irse con los resultados inmediatos, y eso trunca cualquier posibilidad de avance. No existen proyectos a largo plazo en los equipos, y por eso los dueños se desesperan y terminan por tomar decisiones tan precipitadas. Pero al fin, esta profesión del ser entrenador es algo ingrata por esta misma impaciencia que a veces poseen los directivos de los equipos”.

R: ¿Qué momentos son los que más recordarás durante tu estancia en el Atlético de Madrid?.
JA: “Afortunadamente tuve el privilegio de dirigir a un gran equipo, tuve la oportunidad de tratar con grandes personas y grandes jugadores de los cuales estoy muy orgulloso”.

R: Pero si hubiese un partido que tuvieras que recordar como tu favorito…¿Cuál sería?
JA: “Hay varios, el más emotivo es fue aquel en el que le ganamos al Depor 1-0 en casa, con el cual clasificamos a la Champions. El mejor jugado creo que fue aquel en el que le ganamos al Zaragoza 4-0 también jugando en casa, aquel partido salí muy contento con el desempeño de mis jugadores. El más espectacular ese si lo tengo muy identificado, fue aquel 4-2 contra el Barcelona en casa, donde Ronaldinho nos hizo un golazo de chilena y tuvimos el suficiente arresto como para remontar el partido en base a un buen juego. Otro que también disfruté mucho fue la visita que tuvimos a Anfield Road para jugar contra el Liverpool en la Champions. Quedó 1-1 y estuvimos muy cerca de ganarlo”.

R: Ese partido supongo fue muy especial, no es nada fácil tener en jaque a uno de los más grandes equipos de la historia y en su propio terreno:
JA: “Así fue, y mucha gente le tira la culpa al árbitro sobre aquel penal que marcó al final. Pero me sentí muy orgulloso de mi equipo, jugamos de manera muy ordenada e inteligente”.


R:
¿Vendrás a México próximamente?
JA: “Si, yo espero poder ir en las próximas semanas en compañía de familia. Iré a ver unos cuantos partidos, visitar a algunos familiares, a mis padres, y a hacerme un chequeo médico”.

R: ¿Chequeo médico?
JA: “Si, algo rutinario, es algo que tengo desde hace tiempo. Hay que cuidarse. No te creas que ya me estoy volviendo viejo (Risas). Todavía me falta.”

R: Para terminar Javier, ¿Qué le dirías a Enrique Cerezo si lo tuvieses enfrente ahora?:
JA: “Nada malo en realidad, no hay ningún tipo de rencor. No tengo más que palabras de agradecimiento para la directiva que me dio el apoyo incondicional en todo momento.”

Este fue un ejercicio realizado para la materia de laboratorio de periodismo que consistió en simylar una entrevista tomando como base declaraciones o entrevistas hechas previamente al personaje. Las fuentes de las cuales se hicieron uso fueron:

El periódico “Cancha” en su ejemplar del día 24 de Febrero de 2009
http://deportes.orange.es/futbol/liga/primera_division/equipos/atletico/noticias/javier_aguirre_en_su_despedida_me_voy_con_la_conciencia_tranquila.shtml

http://deportes.orange.es/futbol/liga/primera_division/equipos/atletico/noticias/aguirre_solo_tengo_palabras_de_agradecimiento_para_el_club.shtml

http://mx.news.yahoo.com/s/afp/090203/deportes/f__tbol_atl__tico

Y en una entrevista concedida a la cadena ESPN en su versión en español para el programa “Fútbol Picante”, el día de su cese.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s