Entrevista a Jeff Lindsay: Ser asesino en serie no siempre es malo

Por Regina Fernández

“Quiero que alguien se ría pero que a la vez sienta escalofríos detrás de su cuello”. Dice Lindsay, elaborando su premisa durante una llamada a su casa cerca de Sarasota, Florida. “Que sea: eso es chistoso – ¿quién está atrás de mi?”

Miami. Una de las ciudades más importantes de los Estados Unidos. Centro internacional del entretenimiento popular, finanzas, comercio, turismo y medios de comunicación. Capital de Latinoamérica por su gran población latina. Famoso por sus playas, su clima y su gran ambiente. Frecuentemente visitado tanto por los famosos como los no tanto.

Pero aún así, decidí darle una oportunidad a otros lugares en Florida. Tomé mi Dodge Coronet 1953 que funciona de maravilla y me encaminé a Cabo Coral. Después de 2 horas 35 minutos y dos latas de té helado llegué alrededor de las seis de la tarde.


Llegué al hotel a cambiarme y bañarme porque mi vestido lo había ensuciado de té, y me puse unos jeans y una camiseta amarilla. Lo único que quería hacer era quedarme ahí en aquel cuarto tan divino, completamente blanco. Pero ¿para que había manejado casi tres horas sino iba a salir del cuarto?

Salí del cuarto 212 del hotel Sun & Moon y salí a caminar por la calle de Pine Island para encontrar algún lugar típico de la zona. De repente, un lugar captó mi atención llamado Bubba´s roadhouse and Saloon. Entré porque quise ver si tenía el mismo concepto del Bubba Gump en Miami. Sí, el mismo de Forrest Gump, pero al entrar me encontré con algo totalmente diferente, pero aún así interesante.

293g

Un bar con cáscaras de cacahuate tirados en el suelo, música alegre y una gran variedad de las mejores cervezas americanas. Me senté a probar una Amber Bock, y mientras estaba probando su popularidad como una de las mejores cervezas americanas, entró un hombre vestido con una camisa semiabierto azul, y unas bermudas color beige, con barba, con un ligero sobrepeso caminando directo a la barra, a unos cuantos bancos de dónde me encontraba yo.

En el lugar, el cual era bastante oscuro, nos encontrábamos el, dos personas jugando billar, una señora tomando algo sola en una mesa, el bar tender y yo.

Al estar mirándolo por un rato entré en cuenta que aquel hombre sentado junto a mi era Jeff Lindsay, la mente detrás de mi serie favorita Dexter. Escritor de los libros de Dexter en los que parcialmente está basada la serie pero que aún así me ha venido a la cabeza más de una vez de donde surgió la idea de un asesino en serio al que todos amemos. Todo se prestaba para que entre mi emoción y mi nerviosismo, fuera a pedirle que me diera una pequeña entrevista.

Me acerqué y me presenté, no como fan, sino como Regina Fernández, medianamente conocedora de su trabajo, y después de platicar sobre que hacía yo ahí, como había aprendido mi inglés y porque estaba sola, aproveché para hacerle unas preguntas a aquel hombre de 57 años originario de Miami, uno de mis modelos a seguir en términos de narrativa.

jefflindsay1

Regina Fernández Me da muchísimo gusto conocerte, y ya que estamos entrados en la plática, debo de admitir que soy una gran admiradora de tu trabajo. ¿Siempre quisiste ser escritor?

Jeff Lindsay– Mi esposa, Hilary Hemingway, quién es escritora y productora de documentales (Y sí, sobrina de Ernest Hemingway) me sugirió que me concentrara en una sola cosa. Parece que siempre tuve ciertas pistas para volverme escritor. Cuando era actor, alguien vino y me dijo que el chico que estaba escribiendo nuestra nueva obra se había enfermado. Y que se quería yo hacerlo. Y de repente, me volví el escritor de la obra. Y cuando estaba haciendo comedia, mis amigos me pedían ayuda para ayudarlos a escribir sus rutinas. Y de repente me volví un escritor de comedia. En todo lo que intentaba hacer terminaba escribiendo. Así que finalmente dije, está bien, ya entendí el mensaje.

RF – ¿Tu primer trabajo, como escritor, fueron los libros de la serie Dexter?

JL – No. Después de que entendí el mensaje, me vine con mi esposa y mis dos hijas a esta ciudad. Aquí nació la tercera. En casa, desarrollé una rutina de levantarme diariamente a las cuatro de la mañana y escribir hasta que fuera hora de llevar a mis hijas a la escuela. Mi esposa trabajaba como productora de un noticiero televisivo y yo enseñaba un poco en la Universidad local, y escribía una columna en un periódico, yo lo llamó “semisindicalizado” sobre la paternidad.

Mi esposa en el trabajo y yo en casa, la mayoría del tiempo. Cuando ella se iba al trabajo antes de que llegaran las niñas de la escuela y después de que se durmieran, yo era el único padre en casa. Así que, en la columna, escribía sobre las aventuras de un supermacho fuerte e intelectual con dos hijas: comprando su primer bra, y así. Creo que salió como en cuatro periódicos.

RF – ¿Entonces, siendo un papá de casa que realmente no estaba relacionado con sociópatas y crímenes, sino con la vida diario con sus hijas y esposa, como es que tuviste la idea del personaje de Dexter Morgan?

JL– Hubo una comida del club de Kiwanis. Y yo fui invitado a hablar, porque en preparatoria fui el presidente del Key Club. No es que tenga nada en contra de los Kiwanis, pero yo estaba ahí sentado en la mesa principal viendo a la audiencia como se preparaba para hablar mientras comía, y la idea de repente me vino a la cabeza. La idea que el asesinato en serie no siempre es malo. (Se ríe). Simplemente me dispersé de aquella plática y comencé a escribir en servilletas.

RF– ¿Puedo comprarte esas servilletas?

JL – Ya no las tengo. Sonríe. Mejor te invito otra cerveza.

Llama al barman y pide otra ronda. Su hija le marca por el celular y le dice que la han admitido a la NewUniversity, la Universidad de Cabo Coral.

JL – Tendré que escribir el quinto libro para pagar la universidad de ésta (ríe)

RF – ¿No tenías pensado en continuar con la serie de libros?

JL – Claro que sí, era solo un decir, de hecho ya estoy a la mitad del quinto libro. Sus libros han sido Darkly Dreaming Dexter, Dearly Devoted Dexter, Dexter in the dark, Dexter by design, y el quinto se llamará Dexter is delicious. Y espero ir por más.

9780786267538

RF – ¿Escribes para que los productores de la serie televisiva puedan continuar con sus temporadas o escribes los libros independientemente de la serie de televisión?

JL–No. Lo hago a mi ritmo y a mi tiempo. No existe ningún contrato de por medio de que yo escriba para ellos. Ellos basan la serie en mis libros, o por lo menos eso ocurrió durante las primeras dos temporadas, pero ahora ya también tienen escritores ellos para darles ellos el giro que quieren a la serie. Pero es sí, si ha ayudado a que mis libros se vendan mucho más, y gran parte de eso no es a la serie, sino al actor. El actor se ha vuelto icónico. La gente no está enamorada de la historia, está enamorada de él, de Michael C. Hall, el que le dio vida a la serie, de una manera diferente, al personaje que yo cree de Dexter Morgan.

dexter

RF – ¿Y que piensas sobre la manera en la que está hecha la serie?

JL – Creo que todos han hecho un excelente trabajo. Desde el director hasta los ambientalistas. Cada quién tiene una perspectiva de la historia, pero aunque al principio cuando me hablaron sobre la producción de la serie yo no estaba muy convencido, cuando fui a los sets por primera vez y conocí a todos me di cuenta que estaban muy apegados a lo que yo tenía en mente y me encantó la manera en como resolvieron todo.

Lo curioso es que no siempre graban en Miami, cuando hasta dónde va, todo lo que ocurre es en Miami. Ya después creo mandar a Dexter a otros lugares. No se si ellos también puedan hacerlo para la serie.

RF – A mí en lo personal me encanta, pero para mí siempre los libros o las historias van a ser mejor que el producto en sí. Dejarte a la imaginación muchas cosas para que tú las recrees, y ellos necesitan mucho más presupuesto.

RF – Por cierto, ¿por qué escogiste la ciudad de Miami como cede de la historia?

JL – Yo crecí en Miami y lo sigo considerando mi casa. Desafortunadamente, el Miami de hace 25 años es el que era mi casa. Así que decidí situar el libro ahí porque es un lugar que conozco y amo. El hecho de que siga teniendo una reputación como el lugar donde Dexter es más que aceptado fue extra.

Me paró de la barra y le insisto en yo pagar la cuenta por el honor de haberlo conocido, pero no me dejó.

RF – Me dio mucho gusto conocerlo Jeff. Ya mañana me regreso a Miami, odio que sean tan cortos los fines de semana no. Como periodista no tengo mucho tiempo libre, pero que le hago, me encanta escribir. Me gustaría algún día llegar a escribir un libro.

JL – Siempre le he dicho a los que aspiran a ser escritores es que lo más importante es que traten de hacer otras cosas, porque es una manera miserable, solitaria e incierta de ganarte la vida. Pero si todo lo demás falla y tienes que escribir asegúrate de ser muy buena en alguna habilidad comercial como reparar computadoras o soldar para que puedas ganarte la vida y programar tus horas.

Sonreí, y caminando de salida sobre las cáscaras de cacahuate me puse a reflexionar de camino al hotel, entre coches y gente que hacía ejercicio en la banqueta sobre como una idea de repente llega, sobre la necesidad de un proceso creativo para poder desarrollar esa idea, porque si no la idea no vale mucho. También me decidí por yo misma, a pesar de mi trabajo como periodista, dejar un poco a un lado la realidad y comenzar a escribir mis propias historias de ficción, siempre y cuando, como consejo de Jeff Lindsay, mantenga mi empleo por ahora.

Una respuesta a “Entrevista a Jeff Lindsay: Ser asesino en serie no siempre es malo

  1. Maravilloso. Que envidia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s